ceramic

 

URIMAT ceramic

Diseño en estado puro. Urinarios de atractivas formas fabricados con cerámica no porosa y pulida. Nuestros modelos cerámicos convencen por la pureza de su diseño. En su funcionalidad son idénticos a los modelos eco. Eso significa: sin agua, sin productos químicos, sin olor. El sifón mecánico patentado y el detergente microbiológico garantizan una utilización sin averías y libre de olores.

Detalles técnicos

La taza
Fabricada con cerámica de alta calidad y resistencia.

Peso
La taza cerámica URIMAT pesa 21 kg y su montaje es sumamente simple.

Higiene absoluta
La superficie cerámica especial reduce la formación de sedimentos y evita la proliferación de bacterias y la aparición de olores.

Información
Nº art. 12.201
Color: blanco sanitario
Peso: 21 kg

Tecnología

MB-ActiveTrap – Cerámica

Sifón inodoro con tecnología de membrana vertical.

  • sin contacto
  • indicador óptico de cambio
  • resistente a la presión negativa y la sobrepresión
  • piedra de limpieza integrada
  • protegido contra heladas

 

 

Ver vídeo

 

Regulación escalonada patentada
Con la triple regulación escalonada de la capucha protectora se prolonga la duración del efecto de la piedra limpiadora integrada y, con ello, se regula la vida útil.

Piedra de limpieza integrada
La piedra integrada MB-Aktiv mejora la higiene y reduce los sedimentos y depósitos provocados por sustancias orgánicas, restos de orina, aceites y grasas en el interior del sifón y en la tubería de desagüe.

Garantía de funcionamiento
Tras la retirada de la piedra limpiadora, la superficie roja de contacto, situada bajo la capucha protectora transparente de la cubierta, indica la necesidad de sustituir el sifón.

Sistema de membrana de cierre vertical
La tecnología de membrana vertical garantiza una absoluta estanqueidad a los olores. La membrana actúa para compensar la presión negativa y la sobrepresión. La salida de gases de la canalización queda así imposibilitada.

Descripción del funcionamiento
La orina en descenso es conducida en forma de embudo hacia el sifón y circula a través de la membrana colgante en vertical en dirección a la canalización.
Tan pronto como cesa el flujo de orina, la membrana se cierra y evita así el escape de olores del desagüe.